Saben aquell que diu…


eugenio.jpg

Sentado en un taburete, de negro riguroso, con la camisa medio desabrochada dejando ver su cadena de oro con su crucifijo y con gafas medio oscuras de pasta. A su lado una mesita con el cubata y el cenicero para echar la ceniza del cigarro al cual iba dando caladas tranquilamente. Sosegado, tranquilo, serio, inmutable, como si la cosa no fuera con él.

Así recuerdan –recordamos– al gran Eugenio en eugenioforever.com. Un homenaje a modo de blog más que recomendable que me han chivado en Barcelona´s Chiringuito.

Tienes más, como siempre, en el Youtube.

,