La historia se repite


msf.jpg

© Antoine de Changy

Cuando el juicio que enfrenta a Novartis con el gobierno indio está visto para sentencia, aparecen nuevos casos de extorsión por parte de las muy queridas farmacéuticas.

Según leo en Médicos sin Fronteras los laboratorios Abbot, reincidentes ya, «han decidido no vender nuevos medicamentos en Tailandia, como represalia por las acciones del gobierno tailandés para acceder a medicamentos más baratos conforme a la legislación internacional«.

El problema es el de siempre. Los gobiernos autorizan y fomentan la utilización de medicamentos genéricos, lo que hace que las farmacéuticas dejen de ganar tanta pasta. Así que echan la llorera y se gastan parte de su inimaginable potencial económico en presionar a dichos gobiernos con juicios a mansalva. Todo ello con la esperanza de que en algún caso algún juez siente jurisprudencia y puedan seguir trincando del bote a costa de la salud de los más pobres.

Esperemos, por el bien común, que a las farmacéuticas les siga yendo mal…

Actualización
Si tenéis algo de tiempo, os recomiendo que os leáis este artículo en Rebelión. Seguro que no es del agrado de las farmacéuticas pero es muy ilustrativo de la mafia que forman.


3 respuestas a “La historia se repite”

  1. Lo malo es que no les va a ir mal nunca. Pero si podemos aspirar, siendo realistas, que le s vaya peor de lo que quieren.

    Saludos desde el agua

  2. A mí cada vez que leo algo relacionado con las farmacéuticas, las inmobiliarias, las constructoras, la carrera armamentística… cualquier cosa donde lo único que importa es la pasta… es que me pongooo…

    Dejo un comentario que puse en un tema en el que hablaba del «Puto Dinero», que parafraseé a Pepe Rubianes y que adapto a las farmacéuticas:

    «A mí la pasta que tengan las farmacéuticas me suda la polla por delante y por detrás. Y que se metan ya el dinero en el puto culo, a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando en los campanarios».