Tratamientos tradicionales


Para la fiebre hay un remedio tradicional en China

Un oso negro asiático (moon bear) se encierra de por vida en una jaula del tamaño de un congelador. Se le inserta un catéter metálico de 18 cm. en su estómago y permanece allí para siempre extrayendo su bilis gota a gota.

La persona enferma bebe la bilis para expeler el excesivo calor corporal.

El oso negro sobrevive a esta tortura durante 20 años hasta que muere de la agonía.

Los efectos secundarios de repugnacia, indignación o compasión sólo pueden ser tratados por medio de una donación.

Así de cruda es esta campaña (puedes ver otras dos piezas aquí) de la Animals Asia Foundation denunciando el matrato que sufren los osos negros del Tibet para crear medicinas tradicionales.

Crudeza para denunciar una costumbre repugnante.