Negando la evidencia


Lo niños, cuando son muy pequeños, niegan la evidencia. Si, por ejemplo, la madre de Marianito (doble sentido) deja a éste sólo en casa y le dice que no toque la tarta de chocolate de la cocina, Marianito es capaz de coger un cacho de tarta y poner a su hermano, que está en la escuela, de excusa para justificarse delante de su madre. Este comportamiento no resulta una vez que se alcanza la edad adulta, salvo excepciones como la de la Virgen María…

Sin embargo hay alguno que sigue intentando negar la evidencia cuando les pillan en un renuncio. Sí, me estoy refiriendo a ellos y a su reacción al vídeo de los otros.

«Yo presidí los gobiernos que rechazaron toda negociación, acuerdo, cesión o diálogo con la banda terrorista ETA«- son palabras textuales de Aznar (con dos cojones) tras ver el vídeo.

Si os queréis echar unas risas (hay que tomarlo con humor) pasad por este enlace de La Razón. No os olvidéis de leerlo como si fuera un monólogo del Club de la Comedia. La última frase de Aznar es ya para troncharse: «(…) por eso hoy tocaba hablar aunque lamento haber tenido que hacerlo«.

PD: Por cierto, que esto de los vídeo no ha hecho nada más que comenzar… La que nos espera, pardiez.

,

3 respuestas a “Negando la evidencia”

  1. Qué tío más odioso

    ¿Qué se puede esperar de alguien que hace un mes dijo esto?: ‘Es muy interesante ver que mucha gente en el mundo islámico reclama que el Papa pida perdón, pero no oigo a ningún musulmán que me pida perdón por conquistar España y estar allí ocho siglos’

    A ver si se queda calladito de una vez

  2. Y dice el bigotes que le dejen en paz, que siempre se están acordando de él, igualito a cuando estaba en la oposición el ZP y el Aznar estaba todo el rato metiéndose con las pifias del PSOE cuando gobernaba.

    Tenemos unos políticos que dan asco, tantos los unos como los otros.