Vida de Pi


La primera noticia de la existencia de este libro la tuve al cotillear en el perfil de Blogger del Xenmate. Ahí, escondido entre 1984, Brave New World o The Wasp Factory, me llamó la atención uno que ponía Life of Pi. «¿Vida de Pi? ¿Cómo que Pi?» Conociendo al personaje, pensé que al impaciente de mi amigo se le había pasado escribir el resto del título del libro. Pero no. San Google me dijo que mi amigo tenía razón, que había un libro que se llamaba Vida de Pi, que lo había escrito un canadiense llamado Yann Martel y que Pi era el diminutivo, atención, de Piscine (piscina), que era como se llamaba el protagonista. Definitivamente, había que leerlo.

No os voy a contar nada de la historia porque así me lo leí yo y creo que es la mejor manera de hacerlo. Solo os puedo decir que es un libro que recomiendo siempre, que está entre mis favoritos (aunque sigo sin saber de qué categoría) y que te deja con una extraña sensación en el estómago. No es un libro fácil y es posible que no sea para todo el mundo. Hay religión, naturaleza violenta, soledad y desvaríos. Eso sí, si os animáis a leerlo, hacedlo antes de que os jodan la experiencia con la peli que se va a estrenar dentro de poco. Aviso.


2 respuestas a “Vida de Pi”

  1. Si hay religión, naturaleza violenta, soledad y desvaríos es un libro de la vida real, sobretodo en los desvaríos que últimamente hay muchos. Me gusta el diseño de la tapa.

  2. Pues justamente hoy me he terminado el libro que estaba leyendo, así que ahora me pondré con este