Controlar las patentes


Hace diez años, un grupo de pacientes tailandeses impugnó por primera vez la patente de un medicamento. En concreto la didanosina, creada para tratar el VIH. Con ello logró que los tribunales anulasen la patente por considerarla injusta e injustificada. De hecho, como dice Michelle Childs, de Médicos Sin Fronteras. “Es un mito que todas las solicitudes de patentes presentadas son válidas. Si se mira con detenimiento, una solicitud de patente puede no cumplir con uno o más de los requisitos legales exigidos”.

Para lograr controlar el contínuo intento de las farmaceúticas de patentar cualquier cosa, MSF ha creado esta web: patentoppositions.org. Desde ella «la sociedad civil y grupos de pacientes en los países en desarrollo puedan impugnar patentes farmacéuticas injustificadas» [+].

Espero que sea el primer paso para terminar con casos como este.


2 respuestas a “Controlar las patentes”

  1. Este es un tema peliagudo. Particularmente, creo que no se debería permitir la patente de medicamentos a ningún laboratorio. Hay que poner freno a lucrarse jugando con la salud de los demás.
    Es difícil, lo sé.
    Ya de paso os doy las gracias por website y por compartir buenos contenidos.
    Saludos!!

  2. Si, la verdad es que hay que tener mucho tacto con estos temas, pero estamos en unos tiempos que de tacto hay poquísimo.