Carteles rusos contra el alcohol


Parecen antiguos ya, pero no sé si Yeltsin tuvo algo que ver con toda esta creatividad desbordada contra el alcohol. Pero bueno, ¿quién sabe? Lo mismo estaba toda la nación mandándole indirectas y el tipo no atendía a razones…

En fin, unos cuántos carteles rusos contra el mal hábito de tomarse unos copazos demasiado a menudo. Por cierto, no os preocupéis si no entendéis el texto, viene traducido al inglés. El de la imagen de arriba dice: «No seas cautivo de un mal hábito«.

, ,

12 respuestas a “Carteles rusos contra el alcohol”

  1. el caso es que debía morir (y todavía muere) bastante gente por beber alcohol casero, vendido en la calle y tal.

    Desde luego, qué mal beber :D

  2. Hay alcoholes que matan!!

    Por cierto, siempre me pareció el diseño ruso muy infantil aunque fuera siempre con figuras duras y robustas, sobre todo en la época del constructivismo, no creeis?. El diseño Ruso se usó tanto y se sigue usando que al final a mi personalmente me agotó?. El primer cartel de la llave inglesa es muy bueno eso si!!

  3. Me gusta la prueba, aunque no sabría por cual de los dos diseños decidirme. Hace poco estuve mirando esas, que ya me estoy cansando de la tic tac, y son las mejores que he visto. A ver si tengo tiempo.

    P.D. Technorati se entera de todo… ;)

  4. La cultura del alcohol no está al alcance de cualquiera. Que se lo digan a Charles Bukowski. El maestro bebdor. Brindo por el saber beber hasta el final!

  5. Bueno creo que ya es demasiado tarde para quitar los enlaces ¿no? Eso ya se queda para siempre. Bleh. A la mierda la sorpresa… En fin, gracias por avisar. De todas formas me está dando tantos quebraderos de cabeza la puta plantilla que lo mismo ni cambio ni ná de ná… Asco de PHP, CSS, HTML y su puta madre.

  6. Si, los enlaces ya se quedan en technorati bastante tiempo. Nah, estas cosas modernas te vuelven loco… es con la tic tac que es más simple que un mechero y a veces te lía

  7. Pero con lo bueno que es un trago largo de vodka por las mañanas para quemar el gargajo ese de la garganta, que en Rusia hace mucho frío y con algo habrá que calentarse.