Día de playa pero… ¿y la playa?


Muchas veces pasa. Llegas a la playa en cuestión porque las previsiones son buenas para surfear y falla algo: el viento ha rolado, los fondos no están bien, no hay olas suficientes o hay de más. Pero lo que nos pasó ayer fue novedoso.

Llegamos a la playa sobre la una con un día increíble de sol. Casi de verano. Comimos unos bocatas mientras esperábamos que subiera un poco la marea y, de repente, la playa desapareció. La niebla era tan intensa que ni siquiera en la orilla se veían las olas. Se quedó un tiempo estupendo para hacer fotos, vídeos o incluso, pensar en el argumento para algún corto surrealista mezclando surf y viajes en el tiempo.

Lo dicho, de locos.

,

5 respuestas a “Día de playa pero… ¿y la playa?”

  1. habra que comprarse unas gafas infrarojas para las olas¿?
    muy interesante tu blog y las camisetas una chulada para reyes me pido unaaa…

  2. Si le dabas la espalda al mar y caminabas 50 metros, hacía un solete de impresión. Cosas del fin del mundo.

    P.D.: Muy guapos tus vídeos, míster. Ya te tengo en los «blogs que sigo». Un saludo