Mute de Martin Usborne


¿Pero cómo puedes dejarme asín? Cachocabrón

Dicen que los perros son un producto impresionante de la evolución. Que las caras que ponen son sólo para hacernos sentir mal y que así se han ido labrando su supervivencia a costa de los humanos. Vamos, como los bebés pero con menos pelo… algunos.

El caso es que el fotógrafo Martin Usborne se ha percatado del tema y lejos de hacerles caso, ha usado esas expresiones de inmensa tristeza para su propio provecho (el muy cabrón). ¿Quién podría resistirse a la mirada de un perro al que dejas en un coche? Sólo la gente sin corazón.

Visto en Conscientious.