Funcionarios vs sentido común


Cómo lograr una historia surrealista en tres cómodos pasos:

1) Ser brasileño y vivir en el extranjero.
2) Ir a tu país acompañado de tu hijo adolescente pero sin su madre.
3) Querer coger el vuelo de vuelta.

Una vez completados estos tres sencillos plazos, te encontrarás con un funcionario que te recordará que las leyes están por encima del sentido común y te dirá que dnis, dobles nacionalidades, pasaportes o cartas firmadas por su madre no son suficientes para que puedas volar de vuelta a España acompañado de tu hijo y hará que éste se quede en Brasil.

Al final, una semana después y con un pago a la compañía aérea de 150€ por cambio de día en el billete cuando el día anterior dijeron que no habría que pagar mas, todo arreglado. ¿A que mola?


5 respuestas a “Funcionarios vs sentido común”

  1. Hombre, esto es un caso anecdótico. Suele ser mucho más común que los brasileños tengan problemas para entrar en España (y se pasen días y días en el aeropuerto) por el simple hecho de ser brasileño.
    Un ejemplo

  2. No digo que no. Pero el caso que nos ocupa y el que me toca de cerca, es el que relato. Además a otro compañero brasileño de curro que voló allá después de mil años, también le hicieron llevar tropecientos papeles y demás historias.

    Por cierto que yo no hablo de los españoles que van a Brasil. De eso no tengo información ninguna. Hablo de brasileños que viven fuera y que van a su país por unos días.

  3. @ifrit: Te equivocas. Que no estés enterado de lo que pasa por allá, no convierte este hecho en «anecdótico». La administración española y sus funcionarios, que ya tienen mucha tela, son una risa si los comparas con lo inflexibles -y absurdos- que son en Brasil.