Donando sangre


-Buenos días caballero.
-Buenos días. Venía a donar sangre.
-Muy bien. A continuación voy a hacerle algunas preguntas para saber si puede donar.
-Muy bien.
-¿Cuánto pesa?
-61 kilos.
-¿Toma usted algún tipo de droga o sustancia dopante?
-No, ninguna.
-¿Padece usted o ha padecido Hepatitis, SIDA…
-No
-…se ha hecho algún tatuaje últimamente?
-No, nunca.
-¿Piercings?
-No.
-¿Ha viajado a algún país extranjero?
-No.
-¿Le pone a usted mi compañero?
-¡¿Perdón?!

,

8 respuestas a “Donando sangre”

  1. Por lo menos has conseguido que me ría. Con tu dialoguillo, digo. Porque la noticia me parece lo peor.

  2. Chasky: Irrelevante.

    Lenovich: Es alucinante la noticia. Además, ahora que está de tan de moda la palabra, supongo que inconstitucional.

  3. Bueno que no he dicho nada de la «parte contratante» que es que “Todo aspirante a trabajar en Andorra debe someterse a determinadas pruebas sexológicas, cuya finalidad es prevenir el riesgo social”. En realidad quieren decir que si eres seropositivo te mandan a tu país con una cartita afirmando que eres un peligro para la salud pública.

  4. Pues a mí lo de las extracciones me parece perfetamente correcto, porque… ¿y si la enfermedad de los homosexuales se transmite por la sangre? ¿y si en una operación, necesitas una transfusión y cuando terminas te has vuelto gay? ¡que horror! ¿creéis que se podría denunciar al hospital?

    Nótese el tono irónico, no vaya a ser que venga alguien y me apedree xD

  5. Tienes toda la puta razón. Y qué coño. También tienen razón en pedir que los inmigrantes de mierda tengan la decencia de llegar sanos. Ya que vienen a robar y a quitarnos los trabajos por lo menos que no nos contagien sus enfermedades tercermundistas.

    Si es que parece que hay que decirlo todo.

  6. ¿Denunciar? ¿yo? En fin, creo que es una norma de ese país y me parece que la conoce todo el mundo. Si siguen haciéndolo será porque es «legal».