#15m acciones en la calle adesgana a las barricadas amigos amnistía internacional animación animales arte arte contemporáneo arte digital arte urbano autobombo bichos blanco y negro bombas atómicas campañas de denuncia campañas sociales carteles cine collages color colores comics cámara lenta destrucción diseño ecologismo El comentario destacado escultura espacio experimentos explosiones fotografía callejera fotografía conceptual fotografía de naturaleza fotografía documental fotografía experimental fotografía social fotoperiodismo frikadas fútbol gente auténtica graffiti guerra historia humor humor gráfico humor negro idas de olla ideas instalaciones japos jazz Libros/comics maquetas matemáticas miniaturas naturaleza niños nolesvotes paisajes performance periodismo pintura portadas posters Publicidad putos políticos de mierda raro recortes sociedad street art surf surrealismo televisión tilt-shift viñetas vídeos musicales ¿Publicidad?

Profesioná, mú profesioná

Tres encapuchados arrancan un cajero automático con un camión-grua y huyen abandonando el botín.

Pero Paco, ¿tú estáh seguro de que se hasen asín las cosas?» -Preguntaba el Frederico antes de salir.

Que si cohone.» -Replica Bernardo, erigido jefe del grupo.- «Ya no sé cómo desírtelo. Ehto lo he vit-to yo cienes de veseh en lah pinículah. Un trabajo fino. Profesioná. Cohemo la grúa der Pepe que ademáh de tó me debe dinero. Llegamoh al cahero y lo arrancamoh de cuajo. Dehpuéh, ya con calma, lo abrimoh en casa der Mariano que tié ferramientah a mansarva el muy cabrón.»

– «Bueno, pero que conste que no ehtoy muy convensío

Así que llegaron a la sucursal del banco a eso de las cuatro de la mañana, engancharon los cables al cajero y pusieron a funcionar la grúa. El cajero saltó de la pared ocasionando un estruendo que despertó a media calle y tuvieron que salir por piernas.

– «Cago en mis muertos, Bernardo. Ya te dihe que ehto iba a hasé musho ruido cohone. ¿Y ahora qué?»

– «Calla hombre. Ahora noh vamoh como si la cosa no fuera con nohotroh y listo. Llegamoh a casa der Mariano y abrimoh ehto con lo primero que haya.» – A todo esto er Manué -el miembro número tres- asentía y miraba a todos lados esperando las sirenas y el chirriar de ruedas de los coches de la benemérita como había visto tantas veces en las pelis del Sérpico.

La policía les sorprendió intentando abrir el cajero con tres hachas y tuvieron que huir a pie, campo a través, aprovechando la oscuridad de la madrugada y la vegetación de los campos próximos.

Comentarios desactivados en Profesioná, mú profesioná

4 mayo, 2006

Categorias:
Humor/Ironía, Inclasificables

Etiquetas:

Votalo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Diseño:: Carlos Lorenzo | Programación:: Armando Sotoca & Patricia Hevia

Powered by:: Wordpress