Mundos a medida


Es un hecho conocido que el ser humano adapta la naturaleza y/o el entorno a sus gustos. Es capaz de los trucos más soprendentes para lograr que nada le perturbe. Desde sandías sin pipas a Disneylandia.

De esto sabe un rato largo el fotógrafo austriaco Reiner Riedler que, en su serie titulada Artificial Holidays, da unos cuantos ejemplos de realidades inventadas para el disfrute del personal. Que vives en Berlin y te gustaría estar en una playa tropical, no hay problema. Se montan unas piscinas climatizadas y se ponen unos fondos y listo. No hay nada que no solucione un poco de imaginación.

Visto en Flak Photo.


4 respuestas a “Mundos a medida”