El verdugo


Por la bielorrusa Marina Markevitch. Más, aquí.


4 respuestas a “El verdugo”