Que corra la nicotina


Vale, no tiene nada que ver con lo que os enseño -salvo que se anuncia tabaco- pero es que siempre «me se viene a la cabesa» esta canción cuando hay cigarrillos de por medio.

En fin, a lo que iba. Que el Fede me presenta esta galería de cuando estaba de moda andar echando humo por las calles, bares y demás. Que, viéndola, uno se da cuenta del grado en el que nos mangonean entre los publicistas, grandes compañías y gobiernos para que hagamos lo que ellos quieren, cuando ellos quieren. Ahora fumas que es chupiguay, ahora no fumas que es mu malo. Pandilla.


4 respuestas a “Que corra la nicotina”

  1. Impresionante lo que se llegaba a hacer en la publicidad de aquellos tiempos, que tampoco queda muy lejos de la actual, al menos en cuanto a calidad, solo hay que recordar al «nuevo mistol vinagre» que cantaba un chico que se ofrecía a fregar los platos, o el anuncio de Cilit Bang, y la suciedad se va en un Bang!…

  2. Gracias por la mención, Carlos :)

    Es bueno, cada tanto, sacar la cabeza fuera del consumo cotidiano y preguntarse qué cosas de las que como o tomo… en realidad me fueron impuestas «a fuerza» de publicidad.

    Un saludo.

  3. me quedo con las sesenteras de lucky strike y los anuncios de los 70-80 de Benson & Hedges…
    a mi la hipocresía me parece prohibir la publicidad y no la producción
    dicho todo esto después de enocntrarme con una vecina qeu salía fumando del ascensor y que no ha pensado que los niños lo cogen al volver del cole… ag qué asco.